Translate

7 ago. 2011

Él, ella y el amigo invisible

Era una calurosa tarde de verano. Concretamente el primer día de verano. El 22 de junio, como cada año, su colegio celebraba el solsticio de verano con una gran merienda. Y por la noche, cuando ya podían divisarse todas las estrellas, se daban los regalos del juego el amigo invisible. Primero las chicas abrían el regalo que su amig@ invisible le había hecho y poco después conocían a la persona que se lo había regalado. Y a continuación les tocaba el turno a los chicos. Pero este año ocurrió algo que nunca antes había sucedido; había una chica sin regalo. Al principio no encontraba el suyo, pero eso era normal debido a que habían muchas chicas y por lo tanto muchos regalos y a veces tardaban en encontrar el que llevaba su nombre. De modo que se esperó hasta que todas cogieran el que les correspondía, pero el suyo no apareció. Aunque su amigo invisible si hizo acto de presencia y le dijo que su regalo se lo quería dar en persona. Entonces le pidió que cerrara los ojos e instantes después sus labios rozaron los de ella tierna y furtivamente 


3 comentarios:

  1. Que boniito, el mejor regalo que le podrian hacer, esta super chulo el relato, siempre me sorprendes con tus relatos son maravillosos :)

    ResponderEliminar
  2. poooooor favor, que bonito! :) eso si que es un regalo y el resto tontería..

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho de que os guste tanto :) Bss

    ResponderEliminar

¡¡AVISO IMPORTANTE!!
Me encanta conocer siempre vuestras opiniones y nutrirnos entre todos con ellas, pero he de advertir que está activada la moderación de comentarios con el fin de que no se me escape ningún comentario que me dejéis y, sobre todo, asegurarme de que en ninguna de vuestras aportaciones se incluyan faltas de respeto hacia ninguna persona, ya sea compañer@ blogger, autor/a, administradora del blog, etc., pues ese comentario directamente no será publicado, que alguno he tenido que borrar ya por este hecho. Así que si no os gusta algo y queréis defender/argumentar vuestra opinión, ¡adelante!, pero buscad siempre una manera educada, respetuosa y tolerante de decirlo, que las formas importan. Dicho esto, ¡¡MIL GRACIAS POR COMENTAR Y AYUDAR A ESTE PEQUEÑO TROCITO DEL CIBERESPACIO A CRECER!!