Translate

26 ago. 2011

El escenario & yo

La primera vez que me subí a un escenario fue en 3º de primaria porque en actividades extraescolares me apunté a teatro. Desde entonces hasta que pasé al instituto no fallé ni un solo año. Además también los musicales que realizaba (y realizo) con el Centro Juvenil Don Bosco de Villena. Algún que otro concurso de Coreografía y playback de mi ciudad de los cuales siempre me he llevado algún premio durante tres años seguidos. Y a parte estaban los teatros que hizo mi madre para la semana cultural con otros padres del colegio, los teatros que he visto desde pequeña... En fin, que el escenario y yo somos muy buenos amigos desde siempre.
Encima del escenario me siento muy a gusto. Es uno de los pocos lugares donde me siento como en casa. Es como si el escenario fuera mío y yo de él. Siento algo así como que forma parte de mí. Es subirme a un escenario y me transformo en lo que yo quiera. Cuando estoy ahí arriba todo lo demás pierde importancia. Solo estamos los dos. Ya sea actuando o bailando siento una conexión entre él y yo. Es como si algo dentro de mí vibrara al compás de ese momento único, exclusivo y enteramente nuestro. Pero por desgracia el único que conoce mi verdadero potencial como actriz es... (redoble de tambores) el espejo de mi aseo y las cuatro paredes de mi habitación! ¿Por qué? Muy sencillo. Simplemente porque aún no me han dado un gran papel. Si he hecho cuatro musicales solo me han dado papel en el último, Hairspray, interpretando a Inez la niña que gana el concurso final de baile. En los demás solo bailaba. Y no es que ese papel me fuera insuficiente, es que hacer de una niña que solo quiere bailar en un programa de televisión no es actuar, es volver cinco años atrás y ser yo misma. Lo que en realidad necesito es un reto. Darle vida a un personaje totalmente diferente a mí. Como el que hoy he visto. Resulta que en mi ciudad daban unas clases de teatro musical impartidas por una bailarina muy buena y un actor, pianista y compositor excepcional de mi tierra, Víctor Lucas del cual me quedé prendada cuando lo descubrí en una café-teatro llamado Malos y malditos. Pero por desgracia no me enteré de ese curso hasta un mes después de que abrieran el plazo de inscripción y claro, no quedaban plazas y me quedé con unas ganas tremendas. Han interpretado la canción Me cuesta tanto olvidarte de Mecano y la canción El tango del pabellón del musical Chicago. Y ha sido tan impresionante que al principio me emocioné y todo. Al terminar la representación mi prima, que sí que se apuntó al cursillo e hizo una interpretación excelente, me presentó a Víctor Lucas. Y me ha encantado lo simpático que es y tal, pero me he quedado con ganas de más. De modo que esto no se acaba aquí. Si al año que viene realizan el mismo cursillo yo me apunto sin pensármelo dos veces y sino... ya encontraré el modo de sacar todo lo que llevo dentro, que no es poco y no aguantará mucho más encerrado.


Así que si a ti te pasa lo mismo que a mí, que tienes algo dentro de ti que quiere salir, no se lo impidas. Deja que fluya y libérate! Exprésate! Que te oigan! No cometas el mismo error que yo de que la modestia o la timidez te interrumpan el paso.

5 comentarios:

  1. Hola!Me identifico totalmente con tu entrada,a mi me encanta cantar,hasta dicen que lo hago bien,pero hasta el año pasado no me atrevi a hacerlo y ahora estoy en un coro!
    Me encanta la entrada y el blog!Te sigo,te dejo el mio,por si quieres pasarte:
    http://www.asweeteenagedream.blogspot.com/
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Oye ahora no me he podido hacer seguidora luego lo vuelvo a intentar :)

    ResponderEliminar
  3. A mi me dicen que lo hago bien pero soy demasiado tímida x) jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Oye pasate por mi blog ok?
    que tienes un regalito para ti ^^
    jajaja un beso(L)

    ResponderEliminar
  5. Pues chicas ya lo sabéis, la timidez y la vergüenza a reciclarla y a convertirla en sueños hechos realidad :) jeje Y gracias Mari Carmen! :D Besos!

    ResponderEliminar

¡¡AVISO IMPORTANTE!!
Me encanta conocer siempre vuestras opiniones y nutrirnos entre todos con ellas, pero he de advertir que está activada la moderación de comentarios con el fin de que no se me escape ningún comentario que me dejéis y, sobre todo, asegurarme de que en ninguna de vuestras aportaciones se incluyan faltas de respeto hacia ninguna persona, ya sea compañer@ blogger, autor/a, administradora del blog, etc., pues ese comentario directamente no será publicado, que alguno he tenido que borrar ya por este hecho. Así que si no os gusta algo y queréis defender/argumentar vuestra opinión, ¡adelante!, pero buscad siempre una manera educada, respetuosa y tolerante de decirlo, que las formas importan. Dicho esto, ¡¡MIL GRACIAS POR COMENTAR Y AYUDAR A ESTE PEQUEÑO TROCITO DEL CIBERESPACIO A CRECER!!