Translate

23 dic. 2012

¿Ves? Yo soy así. Me has dicho vuelve y ya estaba aquí.

Abrió los ojos.
Fue como si no los hubiera abierto. Lo veía todo negro.
Entonces comprendió que era verdad lo que su profesora de ética le había enseñado el curso anterior.
La vida es elegir. Todo el rato estamos escogiendo.
¿Chándal o baqueros?
¿Andando o en autobús?
¿Me voy de fiesta el sábado o mejor un cine?
¿Helado de chocolate o quizás de turrón?
¿Hago los deberes o me pongo con el ordenador?
¿Esta ruta o la otra?
[...]
Y de nuevo le tocaba elegir.
Por hacer lo correcto renunció a lo que de verdad deseaba.
El color negro se fue disipando... pudo respirar por fin.
Pero a un alto precio.
Quizá nadie notaría su ausecia.
Quizá ya no habría otra oportunidad de volver.
No había dicho hasta luego... fue un adiós.
Por eso ya no había vuelta atrás.
Pero ella no contaba con que no todo en la vida es blanco o negro. Sí o no. Ahora o nunca.
La vida le demostró que entre una cosa y otra había una gama entera de colores y tonos.
De ella dependía elegir.
No tenía por qué hacer siempre lo correcto. Unas vacaciones de vez en cuando siempre vienen bien.
Por eso no lo dudó en cuanto surgió esa segunda oportunidad que tanto tiempo había estado esperando.
¿Veis? Ella es así. Le habeis dicho vuelve y ya estaba allí ;)


El título de la entrada (principal fuente de inspiración de este mini-relato) pertenece al tema jamás abandoné de Laura Pausini

15 dic. 2012

Las cosas no se acaban sin un final

El mar acaba donde empieza la arena.
Tu libertad termina donde empieza la de los demás.
El día acaba donde empieza la noche.
La carretera termina donde empieza el aparcamiento.
El ruido termina donde empieza el silencio.
El alma acaba donde empieza la piel.
El invierno termina donde empieza la primavera.
La infancia acaba donde empieza la adolescencia.
El bien termina donde empieza el mal.
La mentira acaba donde empieza la verdad.
El sueño termina donde empieza el despertador.
La lealtad acaba donde empieza la traición.
El monte termina donde empieza el cielo.
El miedo acaba donde empieza el coraje.
...
Como ves, las cosas no se acaban sin un final,
de modo que aún nos queda un capítulo por escribir.
~


El título de la entrada (principal fuente de inspiración de este mini-relato-poema) pertenece al tema su película de Maldita Nerea

-------

Hola! Como podéis observar esta entrada presenta la misma estructura que la anterior. ¿Por qué? Seguro que os acordáis de los Videomusicstories, ¿verdad? Pues a partir de ahí se me ha ocurrido crear los Frasemusicstories (lo sé, el nombre no es muy atractivo... pero es el único que se me ha ocurrido). Los videomusicstories eran entradas donde yo os presentaba una canción cuyo videoclip relata una historia. Pues bien, los frasemusicstories son algo parecido. A partir de una frase que me llama la atención o que me transmite mucho de una canción se me ocurre una historia, poema o lo que sea. Después pongo otra canción que tenga relación con la historia que me haya inventado. Y por último os indico el título de la canción donde podréis encontrar la frase del título y el grupo. La primera canción elegida ya la sabéis, fue frágil de Despistaos con la frase "en pleno Diciembre le dolor se congela" y la canción complementaria fue somebody that I used to know de Gotye. Esta vez la canción elegida ha sido su película de Maldita Nerea con la frase "las cosas no se acaban sin un final" y la canción complementaria ha sido all good things (come to an end) de Nelly Furtado. ¿Queréis saber cuál será la próxima? Pues estar atentos porque seguramente cada semana ponga una nueva, al igual que con los videomusicstories. Espero que os gusten :) Abrazos!

9 dic. 2012

En pleno Diciembre el dolor se congela

Eran las seis y media de la tarde. La noche invernal ya había caído. Si en la ciudad no hubiese contaminación lumínica seguro que habría podido ver las estrellas más hermosas del mundo. ¿Pero qué estoy diciendo? Si está nublo...
En fin, allí va ella. Morena. 1.56 Ojos color chocolate. Mente dispersa. Y corazón roto. Pero es raro, ya no le duele como antes. O es que ya no le presta tanta atención...
Pasa por delante de su puerta. Se detiene... pero continúa su paseo. No sabe a dónde va, pero se dirige a un sitio concreto.
Una puerta grande y verde. Empieza a llover. De repente aparece él. Ella lo esquiva. Le deja con la palabra en la boca. Pero la muchacha continúa su camino.
Sube las escaleras. Primer piso a mano izquierda. Camina, ¿qué digo? Levita atravesando el pasillo. Avanza por la rampa color pasión. Y ya ha llegado a su destino.
Tiene frío. Pero no le importa. Se tumba en el suelo de madera. Mira al techo y sonríe bajo la atónita mirada de los presentes. Entre ellos él. Que ya no entiende nada.
Y debe ser porque ella ya no le presta atención; lo único que le importa es la interpretación.
~


El título de la entrada (principal fuente de inspiración de este mini-relato) pertenece al tema frágil de Despistaos

4 dic. 2012

I'm sorry & new poema

Hola, chic@s! Bueno, en primer lugar pediros MIL PERDONES por tener este blog junto con los vuestros tan abandonados. En serio, lo siento mucho pero es que... para que lo entendáis mejor os pondré un ejemplo: para toda mi clase el examen de lengua que hicimos ayer marcó un antes y un después en nuestra vida. 95 minutos de examen y casi nadie lo acabó (entre ell@s yo) En serio, espero que los próximos dos trimestres de 1º de Bachiller me vayan mejor porque sino la llevo clara... Pero bueno, no todo ha sido malo. Otro ejemplo: este sábado mi amiga Ana Beatriz y yo pudimos saldar una cuenta pendiente que teníamos desde hace más de un año. Por fin pudimos ir a un concierto de Nada Que Decir, hablar con ellos y hacernos una foto :) Aquí la tenéis:

GRACIAS por vuestra música y por ser como sois.

También quería daros las gracias por esos 211 que somos ya y por votar en la encuesta que ya sabéis que significa mucho para mí :) Que espero que os vaya genial. Y que a partir de ahora intentaré retomar la normalidad del blog, ¿vale? Así que allá va:

Borrón y cuenta nueva, ¿sí?

Es hora de dejar el pasado atrás.
De no preocuparme más.
De sacar una bandera blanca.
Y darle una segunda oportunidad.


Es un poema muy cortito, lo sé. Os prometo que la próxima entrada será más elaborada ;) Abrazos!