Translate

1 ene. 2013

Somos el resultado de todo lo que hemos vivido


Mayo ya había llegado. Era el mes de las flores, del sol, de la brisa primaveral... en definitiva, era el mes del buen tiempo. Había estado tanto tiempo observando el paisaje casi sin parpadear que ahora necesitaba descansar la vista.
Entró en casa, se sentó en una de las sillas del comedor y cerró los ojos.
Tiempo muerto.
Cuando los volvió a abrir se notó diferente.
No sabía lo que era. Se miró y palpó un poco las manos, pero todo parecía normal. Aunque no se había quedado tranquila. Caminó hacia el pasillo y se puso en frente del majestuoso espejo de plata que adornaba la pared del corredor. Se sorprendió al observar que lo que veía en su reflejo no reflejaba en absoluto lo que ella había visto y palpado anteriormente. Su reflejo no reflejaba cómo se sentía ella por dentro.
Se asomó a la ventana. Los primeros comos de nieve del año comenzaban a adornar la calle con un manto inmaculado.
Extrañada salió a la calle. Y echó a correr camino abajo hasta detenerse a la orilla de una pequeña laguna.
Volvió a verse reflejada. Volvía a ser ella. Joven, fuerte, con una enorme sonrisa y un hermoso brillo en sus ojos. Lucía un sencillo pero bonito vestido primaveral. Y estaba en casa, en la granja familiar.
Pero por desgracia, al entrar en el corral para dar de comer a los animales éstos ya no estaban. En su lugar se encontraban sus cinco nietos y sus dos hijos con sus respectivas mujeres. Todos impacientes a la espera de la paella casera de mamá de los domingos. Atravesó el comedor sin decir palabra y se dirigió a la cocina. Ahí aguardaba su marido. Setenta y ocho años. Sesenta y cinco de los cuales habían pasado juntos. Y los que les quedasen. Porque Amelia aún era muy joven a sus setenta y cinco años. Siempre había sido muy humilde pero feliz. Era muy trabajadora, pero nunca se cansó, porque siempre contó con la ayuda de los suyos. Y precisamente por eso, porque somos el resultado de todo lo que hemos vivido. Amelia jamás envejecería.


(La canción que vais a escuchar relata justo lo contrario (más o menos) de lo que cuenta la historia, pero es que me encanta y como no he encontrado ninguna que le pegue más pues me he quedado con esta. Y os he puesto la versión más movidita de la canción, pero también está en acústico, por si os interesa xD)


El título de la entrada (principal fuente de inspiración de este mini-relato) pertenece al tema somos de Melocos

Y aprovecho esta entrada para desearos un Feliz 2013 y que terminéis de disfrutar lo que queda de estas vacaciones de Navidad :) Abrazos! 

12 comentarios:

  1. Hola es hermoso, uno siempre va a ser joven, por favor que siga la historia, es hermosa, un beso y feliz 2013!

    ResponderEliminar
  2. Sabes que siempre me emocionas? Eres realmente buena escritora! Me encantas! Un beso y feliz año, cielo!
    http://macherieladyartiste.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la historia! LA juventud siempre depende del alma y no de los años!

    ResponderEliminar
  4. que lindo me encanto como lo expresaste, es una hermosa historia mi niña, feliz año 2013 n,n

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada, un texto realmente magico *.*
    ¡FELIZ 2013!Ultimamente te noto muy desaparecida D: (O, puede que sea yo)
    En cualquier caso ¿Qué tal las vacaciones?
    Un beso desde http://www.yourfavoritehistory.blogspot.com ♥

    ResponderEliminar
  6. Uno siempre puede sentirse joven en el alma y demostrarlo a los cuatro vientos. La edad no es impedimento para ello.
    Hola aprovecho mi visita para felicitarte el Año Nuevo y desearte todo lo mejor que puedas conseguir.
    unos besotesssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Feliz 2013, un relato muy bonito :) La canción también!

    besitos<3

    ResponderEliminar
  8. Increíble primera entrada del año cielo.
    Me encanto.
    Un beso y feliz año nuevo!!
    May R Ayamonte∞

    ResponderEliminar
  9. Holaaa :) podrias pasarte por mi blog? soy nueva y apenas tengo seguidores :S gracias por adelantado ^^ http://pasadopresenteyeternidad.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. LA metáfora del tiempo como utopía, muy tierna tu visión y mucho más tu texto. Abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Me alegra que os guste tanto.
    Mil GRACIAS por vuestros comentarios :)
    Abrazos! <3

    ResponderEliminar

¡¡AVISO IMPORTANTE!!
Me encanta conocer siempre vuestras opiniones y nutrirnos entre todos con ellas, pero he de advertir que está activada la moderación de comentarios con el fin de que no se me escape ningún comentario que me dejéis y, sobre todo, asegurarme de que en ninguna de vuestras aportaciones se incluyan faltas de respeto hacia ninguna persona, ya sea compañer@ blogger, autor/a, administradora del blog, etc., pues ese comentario directamente no será publicado, que alguno he tenido que borrar ya por este hecho. Así que si no os gusta algo y queréis defender/argumentar vuestra opinión, ¡adelante!, pero buscad siempre una manera educada, respetuosa y tolerante de decirlo, que las formas importan. Dicho esto, ¡¡MIL GRACIAS POR COMENTAR Y AYUDAR A ESTE PEQUEÑO TROCITO DEL CIBERESPACIO A CRECER!!