Translate

15 ago. 2013

Un gran vacío

Y la dulce niña de ojos verdes volvió a sentarse en la oscuridad y rompió a llorar.
Su perrita Lila acudió enseguida al oír su llanto apagado, se sentó a su lado y quietecita, sin hacer ruido, la acompañó en su momento de soledad. Una soledad en la que ahora estaba menos sola, pero la niña seguía desconsolada. Ella no era de esas niñas que están acostumbradas a tener todo lo que quieren, pero sí todo lo que necesitan. Esta vez necesitaba algo que ni ella misma sabía lo que era. He aquí la razón de sus lágrimas. ¿Cómo se puede conseguir algo que no sabes lo que es?
La niña se puso su canción y poco a poco el llanto comenzó a cesar... pero el vacío que sentía en su interior no se marchó de allí.

Cry | via Facebook
~

11 comentarios:

  1. Creo que todos nos hemos sentido alguna vez como la niña de ojos verdes... llorar sin saber por qué... y no todos tuvimos la suerte de tener tan buena compañia al lado... menos mal que todo pasa :)

    ResponderEliminar
  2. A lo mejor esta vez necesitaba lo que ella quería...

    Besos con cianuro.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado, he estado leyendo algunas entradas y están muy bien, sobretodo las poesías. Seguiré leyéndote!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, es precioso ^^
    Besos, Cassia.

    ResponderEliminar
  5. Que profundo me hace pensar muchas cosas, realmente hay ocasiones que sentimos ganas de llorar por algo pero no sabemos porque, que nos sentimos a la deriva y en soledad a pesar de estar con aquellos que nos quieren, muy buen relato utopía.
    Saludo y abrazos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho la forma en la escribes, y la entrada me pareció estupenda. Mas de una vez todos nos hemos sentido así, sin poder saber como consolar nuestro dolor.

    Besos de amor♥ te espero //dreamanewworld

    ResponderEliminar
  7. Esta entrada es preciosamente triste! No sé como lo haces... pero te superas cada día. Estaría bien que le dedicaras otra entrada más a esa dulce niña de ojos verdes :)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  8. Creo que si que la mayoría nos hemos sentido así...
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. ... y lo peor de todo es que hay vacíos que no pueden llenarse de nuevo, porque aunque lo hicieran no encajarían como la pieza original.
    ¡SE FELIZ!

    ResponderEliminar
  10. Pero siempre llega un momento en el cual, ese "algo" que no sabías que era llega a tu vida, y entonces te das cuenta de que no todo llega justo cuando lo necesitas, a veces tarda un poco más... ¡Un gran saludo!

    ResponderEliminar

¡¡AVISO IMPORTANTE!!
Me encanta conocer siempre vuestras opiniones y nutrirnos entre todos con ellas, pero he de advertir que está activada la moderación de comentarios con el fin de que no se me escape ningún comentario que me dejéis y, sobre todo, asegurarme de que en ninguna de vuestras aportaciones se incluyan faltas de respeto hacia ninguna persona, ya sea compañer@ blogger, autor/a, administradora del blog, etc., pues ese comentario directamente no será publicado, que alguno he tenido que borrar ya por este hecho. Así que si no os gusta algo y queréis defender/argumentar vuestra opinión, ¡adelante!, pero buscad siempre una manera educada, respetuosa y tolerante de decirlo, que las formas importan. Dicho esto, ¡¡MIL GRACIAS POR COMENTAR Y AYUDAR A ESTE PEQUEÑO TROCITO DEL CIBERESPACIO A CRECER!!