Translate

23 jun. 2017

RESEÑA: American Gods (NEIL GAIMAN)

¡Hola, mis Utópicos!
Sí, sé lo que estaréis pensando. "¡Cuánto tiempo lleva esta chica sin fangirlear ni tratar de recluirnos para su secta sobre Neil Gaiman!" Pues tranqui todo el mundo que, después de cuatro meses sin mencionar a mi querido Neil Gaiman en el blog, ¡hoy vuelve a reaparecer! Y no podía elegir otra novela para el regreso de Gaiman al blog que no fuera American Gods.

Ficha técnica:
Título: American Gods
Autor: NEIL GAIMAN
Traducción: Mónica Faerna
ISBN: 9788416240180
Páginas: 560
Formato: Tapa dura con solapa

Sinopsis:
¿Es que no hay nada sagrado? Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.

Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.

Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.
—No debes olvidar —dijo el señor Ibis, exasperado— que la vida y la muerte son dos caras de la misma moneda.
—¿Y si yo tuviera una moneda de dos caras?
—Solo los dioses y los locos tienen monedas de dos caras.  
Opinión personal:
Este libro y yo desde el comienzo hemos mantenido una conexión especial, no solo porque desde el principio empatizara con el protagonista y la historia, que también, me refiero a que, literalmente, esta novela y yo hemos estado conectadas desde que la empecé a leer.

[Ahora Utopía se va a poner a contar su vida cual abuela que le cuenta sus batallitas de joven a sus nietos/as]

Un nueve de marzo, bien entrada la noche, yo estaba de bajón y, como siempre que estoy así, pocas cosas me consuelan más que las palabras de Neil Gaiman. De manera que cogí el ejemplar de sus libros que más a mano tenía, American Gods, y comencé a leer las notas y textos adicionales del autor como un "Aviso a navegantes" que hay antes de leer la historia y una entrevista que le hicieron al final del libro (sí, si me compraba un libro físico de Gaiman tenía que ser una edición especial con extras suyos, incluidas notas originales suyas de su puño y letra, no me pude resistir).

Así, con sus palabras y su particular visión del mundo, me dormí con la placidez de alguien que anteriormente había gastado mucha energía llorando. Al día siguiente amanecí con una notificación en Instagram (sí, tengo activadas las notificaciones de publicaciones nuevas de Neil Gaiman, la obsesión es real). Era un vídeo en el que hablaba de sitios, lugares que visitó 19 años atrás y de una idea que, finalmente, daría lugar a la obra maestra que, a día de hoy, se sigue llamando como la tituló en su primer borrador, esperando que se le ocurriera un título mejor, pero nunca se le ocurrió. Era American Gods, el libro que la noche anterior yo acababa de empezar.

Pero la conexión no acabó ahí. Puesto que empecé a leer el libro por pura necesidad y arrebato, no lo devoré de un tirón como hubiera sido mi deseo, pues debía intercalarlo con otras lecturas y cosas de la universidad. Así, días después, descubrí que una serie basada en esta misma novela estaba ya en marcha y que contaba con la producción y supervisión del propio Gaiman. Mi corazón se hinchó de ilusión y fascinación. Las primeras imágenes que me llegaban de la serie eran tal como me las había imaginado e incluso mejores. Pero el verdadero infarto llegó cuando un día, volviendo de la universidad con mi querido libro pegado a las narices, leí un capítulo que, particularmente, me gustó mucho. Pocos minutos después de acabarlo veo el nuevo trailer de la serie. Una de las pocas escenas que se mostraban de la serie pertenecían a ese capítulo que acaba de leer hacía solo unos instantes y que tanto me había gustado. Entonces lo supe. Este libro era especial. Ya de por sí toda palabra escrita por Neil Gaiman es especial, pero estas lo han sido más.

[Fin de la batallita de guerra de la tita Utopía]

El argumento de esta novela se puede resumir en que la gente que viajó de un continente a otro (de Europa a América) hace cientos de años trajeron a sus dioses con ellos pero, al marcharse, ¿dejaron allí a sus dioses? Esta pregunta se irá contestando por sí sola a lo largo de la novela a través de las vivencias, aventuras y ojos de Sombra, nuestro protagonista.

Sombra llevaba tres años en la cárcel cuando le dan la noticia de que puede salir dos días antes de lo previsto. Alguna ventaja debía tener que tu mujer haya muerto en un accidente de tráfico mientras te ponía los cuernos con tu amigo. De esta manera, solo, perdido, triste, enfadado, humillado, sin ilusiones ni esperanzas... Wednesday se cruza en su camino y le ofrece trabajo. Solo tiene que acompañarle y hacerle algún que otro recado, por ello cobraría más que en toda su vida. La única condición es no hacer preguntas ni cuestionar sus peticiones.


La gente cree pensó Sombra. Eso es lo que la gente hace: creen. Y luego no se responsabilizan de sus creencias; invocan cosas, y no confían en sus invocaciones. La gente puebla la oscuridad con fantasmas, dioses, electrones, cuentos. La gente imagina y cree: y es esa creencia, esa creencia firme como la roca, la que hace que las cosas sucedan.
Así, sin saber muy bien cómo, Sombra se ve en medio de una guerra que no va con él. ¿O sí? Los dioses antiguos (desde Odín hasta Pascua) y los modernos (la tecnología, el dinero...) se van a enfrentar en la batalla más cruel y tenaz que jamás se haya visto. Wednesday y Sombra deberán reunir a los antiguos dioses para que luchen por su causa, por su supervivencia. Pero no todo es tan fácil como pueda parecer... Hoy, camuflados como personas normales, olvidados, demacrados, exahustos e incluso muertos. No todos los dioses creen en esa causa, muchos dan la guerra por perdida. Total, la gente ya no cree, no les ofrecen sacrificios, ya nadie se acuerda de ellos... ¿Para qué luchar?
La libertad de culto es también la libertad de elegir el culto equivocado. Del mismo modo que la libertad de expresión te garantiza el derecho a guardar silencio.
Un panorama desolador, crudo, real. Creo que Gaiman ha reflejado como nadie más podría haber hecho la forma, los sentimientos y los pensamientos de esos dioses que llegaron hace miles de años y que, con el paso del tiempo, fuimos olvidando. De esta manera, Gaiman ha dado voz a una llamada que busca, desesperada, una respuesta. ¿Merece la pena vivir aunque las cosas hayan cambiado? ¿Se puede recuperar la fe perdida? ¿Qué nos queda cuando ya no hay nada?
Puede que muramos en el intento. Pero mejor morir ahora todos juntos, en el ataque, como dioses, que morir huyendo y en soledad, como ratas en una bodega.

Escrita con una prosa y unos diálogos limpios, satíricos, mordaces, elaborados y fluidos, e intercalando algunos capítulos paralelos a la trama en los que los principales protagonistas son los dioses y su situación actual, lo cual hace que te metas más en contexto, Neil Gaiman nos hace un recorrido por América descubriéndonos a sus dioses, los nativos y los que llegaron de lejanas tierras para instalarse en aquella nueva tierra. Pero Gaiman no se queda ahí, el recorrido va más allá del continente mericano, pues también hacemos un viaje introspectivo hacia el interior de Sombra, sus secretos más oscuros, las incógnitas que en su vida nunca tuvieron respuesta y, ¿por qué no?, también los lectores hacemos un viaje hacia nuestro interior. Al menos yo nunca salgo de un libro de Gaiman tal como entré. Siempre encuentro algo en sus páginas que me revuelve por dentro y reorganiza mi interior.
Esperaba salir con vida de aquello, pero estaba dispuesto a morir si ese era el precio que había de pagar por estar vivo.
Sé que esta reseña es muy general. Pero son 560 páginas de historia de Gaiman (una de las novelas más extensas que ha escrito), no puedo hablaros de todos sus personajes, ni todos los lugares, ni hechos... Para eso, tenéis que leerlo. O, si lo preferís, ver la serie. Yo confieso que todavía no lo he hecho. Quiero verla con mi hermana cuando ella se lea la novela. Lo que sí os puedo decir es que, por lo que he leído y escuchado, es bastante fiel al libro. Se nota que la mano de Gaiman ha estado presente. Así que esta vez no tenéis excusa para no disfrutar de esta maravillosa historia. Aunque, eso sí, absténganse los escrupulosos. Cuando hablo de una historia real y cruda me refiero a todos los aspectos: sexo, guerra, sentimientos, personajes... American Gods, en cualquiera de sus formatos, es una historia intensa que no dejará a nadie indiferente con su mensaje, sus metáforas y su simbolismo. Toda una guía que fascinará a los amantes de la mitología y que encantará a toda persona que adore a algún dios, bien sea de los antiguos o de los modernos. Y tú, ¿en qué bando lucharás?

En resumen:
American Gods es una obra maestra de Gaiman que hace un recorrido
por toda la mitología que puedas imaginar de manera original, sagaz y real dentro de su ficción.
Un libro para releer, saborear despacio, adentrarte en sus carreteras
recoger a todos los autoestopistas que encuentres
y, juntos, prepararos a luchar en la mayor guerra de todas.

Nota: 🎠🎠🎠🎠🎠/5


Sobre el autor:
NEIL GAIMAN, el maestro de la  novela gráfica, es autor además de varios libros infantiles y juveniles entre los que se incluyen: Coraline, la colección de relatos M de magia, El libro del cementerio y El cementerio sin lápidas y otras historias negras.

Entre los numerosos premios que se le han concedido están el World Fantasy, el Hugo, el Nebula y el Bram Stoker. Aunque nació en Gran Bretaña, ahora vive en Estados Unidos. Le gustan la apicultura, las bibliotecas y Amanda Palmer, su esposa también escritora.



¡Y esto es todo por hoy!
Sí. Se acabó el fangirleo hasta nueva orden jajaja
Pero, eh, ¿se nota que he intentado ser objetiva o no? ;)
Y ahora es vuestro turno, ¿conocíais esta novela?,
¿la habéis leído?, ¿qué os ha parecido?,
¿habéis leído algún libro de Gaiman porque yo os he obligado?,
¿mereció la pena? ¡CONTADME!

¡Un abrazo enorme y ya me contaréis qué os parece esta novela (porque os obligo a leerla)! ❤

Sígueme también en:

20 jun. 2017

RESEÑA: El baile de las luciérnagas (Kristin Hannah)

¡Hola, mis Utópicos!
Como lo prometido es deuda, aquí os traigo la primera reseña de esta nueva etapa del blog en la que espero poder estar más activa y, como no podía ser de otra manera, el libro elegido para esta primera reseña ha sido una colaboración que llevaba pendiente desde febrero con Edición Anticipada de Penguin Random House Grupo Editorial (¡¡muchísimas gracias por el ejemplar!!). Como ya dije en mi última entrada en la que aclaraba algunas cositas súper importantes (si no la leíste, click aquí), sí, se me cae la cara de vergüenza y para que esto no pase más he decidido cortar todas mis colaboraciones con editoriales y autores (exepto con los que ya me he comprometido) hasta nueva orden. Y ahora, sin más dilación, por fin, ¡¡dentro reseña de El baile de las luciérnagas!!

Ficha técnica:
Título: El baile de las luciérnagas
Autora: Kristin Hannah
Nº de páginas: 616 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: SUMA
Lengua: Castellano
ISBN: 9788491290124


Sinopsis:
De la autora de El Ruiseñor, El baile de las luciérnagas es la emotiva novela que querrás que lea tu mejor amiga.

Dos amigas.
Un juramento.
Y toda una vida por delante.


En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre.

Durante 30 años se ayudarán mutuamente para mantenerse a flote esquivando las tormentas que amenazan su relación: celos, enfados, dolor, resentimiento... Y creerán que han sobrevivido a todo hasta que una traición las separe... y someta su valor y su amistad a la prueba más dura.
Una cosa te voy a decir: en la vida solo nos arrepentimos de lo que no hemos hecho.
Opinión personal:
Cuando me llegó la notificación al correo de que estaba disponible en papel un ejemplar de este libro, escrito por la autora de El Ruiseñor, un libro del cual he leído muy buenas críticas, no lo dudé un segundo y quise formar parte de este fenómeno y descubrir en primera persona la pluma de Kristin Hannah, a ver si era tan buena como decían.

El resultado fue una prosa muy cercana y sencilla, fluida, con grandes dosis tanto de descripciones como de diálogos, lo cual hacía muy fácil su lecturaPero Utopía, entonces, ¿por qué has tardado tanto en leerlo? En primer lugar, todos los profesores de la universidad se pusieron de acuerdo para llenarnos todo el mes de febrero y marzo de trabajos y exámenes, así que lo tuve que dejar para abril. Lo cogí con ganas. Me aburrió. Más trabajos. Lo volví a coger. Me enganchó. Me desquició. Más trabajos y exámenes. Me leí del tirón lo que me quedaba porque quería quitármelo de encima ya. Me gustó.

Vamos, que con este libro he mantenido una relación de amor-odio importante.

Esta historia hace un tour por la vida de dos chicas cuyos caminos se cruzan por casualidad para no separarse nunca. O casi nunca... Así, vemos los acontecimientos más importantes en la vida de Kate y Tully desde la década de los setenta hasta el siglo XXI. Un punto muy a favor de la novela es que, cada vez que cambiamos de época, esta es introducida por una canción de la misma. Y ni que decir tiene que cada salto en el tiempo es fácilmente reconocible porque las épocas están muy bien descritas tanto por la ambientación del lugar, el modo de ser y de vestir de las personas, sus actitudes, hábitos... Este libro ha sido una auténtica máquina del tiempo.
Eso es lo que hace tu mejor amiga: te pone un espejo delante y te enseña tu corazón.
En cuanto a sus protagonistas, a las cuales acompañamos todo el tiempo, son las típicas amigas que aparentemente no tienen nada en común, pero que se complementan a la perfección y una necesita de la otra para seguir adelante. Y esto es lo que más me ha sacado de quicio de la novela. Sí, las personalidades de cada una están muy marcadas y diferenciadas. Demasiado. Conforme pasaban los años y cada una seguía erre que erre con lo suyo sin ceder un ápice y sin evolucionar ni cambiar, siempre cada una en su línea, se me hacía cada vez más pesado y hasta un poco inverosímil. Al menos en mi caso particular os aseguro que no pasa como en esta novela. Yo tengo amigas (muy amigas) que son todo lo contrario a mí, tanto en la forma de ser como de vestir como en todo. Cada una tiene su estilo de vida y su personalidad y ninguna vamos a cambiar. Pero, eso sí, con el paso de los años, algo se nos ha pegado a unas de otras. Cada vez nuestras diferencias nos unen más. Cosa que no pasa en esta novela, al menos no desde mi punto de vista.
Para hacer amigas de verdad tienes que arriesgarte. A veces las personas te decepcionarán, las chicas pueden ser muy crueles las unas con las otras, pero no puedes dejar que eso te detenga. Si te hacen daño, te levantas, desempolvas tus sentimientos y vuelves a intentarlo.
Tengo la impresión de que, por más que se empeñen las protagonistas en jurarse amistad eterna, siempre hay un muro en medio que ninguna tiene intención de cruzar. Esto me desquiciaba. Porque una de las amigas era una especie de chica cañón todoterreno y la otra un gusanito de seda asustado. Y a ver, vale que la autora haya querido que hubieran grandes diferencias entre una y otra, dotarlas a cada una de unos puntos fuertes y débiles distintos, pero ha hecho estas características tan extremas, acérrimas e inamovibles que, como ya digo, a veces me llegaban a desquiciar y llegaba un momento en el que no me podía creer que ninguna cediera aunque fuera un poco. Porque, vamos a ver, ¡ni tanto ni tan calvo! Una porque gritaba demasiado y otra porque no se hacía escuchar ni con un megáfono. No sé si me estoy explicando jajaja y así en todos los capítulos, en todas las épocas... A veces tenía la impresión de que ya había leído lo que tenía entre las manos, porque siempre era el mismo patrón.
Un caballo podía envejecer de un día para otro y quedarse cojo. Una amiga podía convertirse en una completa desconocida con la misma rapidez.
Sin embargo, he de reconocer que ha sido muy bonito acompañar a esas dos adolescentes del principio de la historia hasta bien entrada la edad adulta, con sus altibajos, con sus esfuerzos, sus caídas y sus "me vuelvo a levantar". Desde la universidad hasta el plató de televisión. Desde un beso robado a montar una familia. Ver cómo se forjan y evolucionan dos vidas tan diferentes y tan conectadas a la vez la verdad es que ha sido un viaje precioso.
¿De qué le servía iluminar al mundo con su pasión si luego tenía que verlo brillar sola?
Los personajes secundarios también están muy bien consturidos, cada uno cumple con su función en cada momento y todos les aportan algo a nuestras protagonistas. Lástima que, al igual que me ha pasado con las protagonistas, no haya conseguido conectar de verdad con ninguno de ellos. Si acaso, con Chad. Mi atractivo (ya no de físico, que también, sino de personalidad) e interesante Chad. ¡Ojalá hubiera aparecido más en la historia!

Pero, sobre todo, me quedo con el giro de trama hacia el comienzo del final de la novela que demuestra que la vida puede cambiar en un segundo. Que jamás hay que dar nada por hecho. Porque esta vida es impredecible, sobre todo nuestro cuerpo, nuestra salud. Me encanta la reflexión final de la autora, donde se demuestra cuán autobiográfica es esta novela. Es al final cuando entendí lo importante que era esta historia y el mensaje que pretendía transmitir la autora, sobre todo con la carta dirigida al lector que hay al final. Solo por eso, ya merece la pena leerlo. Porque aunque no haya llegado a conectar de verdad con los personajes ni la historia, me he tirado los últimos capítulos llorando y un libro que ha probocado esa emoción en mí no puede ser malo.

En resumen:
Un viaje en el tiempo en el que acompañaremos a dos mejores amigas
en el camino hacia su crecimiento personal en el que tendrán que
ir superando las barreras que les ponga la vida, juntas. Ese será el reto.
Una historia agridulce que ha terminado gustándome.

Nota: ⚢♫📹/5

Sobre la autora:
Kristin Hannah (25 de septiembre de 1960) es una escritora estadounidense que ha ganado numerosos premios, incluyendo The Golden Heart, The Maggie y The National Reader's Choice en 1996.

Hannah nació en California. Se graduó de una escuela de leyes en Washington y realizó su práctica en Seattle antes de dedicarse de tiempo completo a la literatura. Vive en Bainbridge Island, Washington, con su esposo y su hijo. Ha publicado una gran cantidad de novelas desde 1991.



¡Y esto es todo por hoy!
Espero que os haya gustado esta reseña que tanto se ha hecho de rogar
y, ¿cómo no?, no podía despedirme sin darle las gracias a la preciosa
Elena Silva de Mi mundo personal de libros, quien ha aguantado todos estos meses
hasta que yo leyera la novela para comentarla conmigo.
¡Mil gracias, encanto! No dejéis de pasaros por su reseña y su blog ;)

¡Un abrazo enorme y a disfrutar de la recta final de junio! 💛

Sígueme también en:

3 jun. 2017

Información y cositas IMPORTANTES

¡Hola, mis Utópicos!
Sí, ¡sigo viva! Y considero que ya va siendo hora de que dé señales y os explique algunas cositas de mi ausencia, novedades varias, etc. Así que, sin más preámbulos, ¡dentro regreso de Utopía!

Lo primero que creo que os debo es que sepáis quién ganó el primer sorteo físico del blog en el que sorteaba un ejemplar de Siempre hay un mañana de Nora Roberts. El resultado lo publiqué en una story de Instagram, así que los que me siguiérais por ahí lo veríais y si no me seguís, hacedlo porque estoy bastante más activa que en blog y podéis enteraros de lo que leo, lo que leo, escribo, etc. El caso, la afortunada fue Mónica A, ¡felicidades! Ya le llegó el libro y espero que lo esté disfrutando si es que no lo ha disfrutado ya ;)



Otra cosita que os quería comentar, YA NO VOY A COLABORAR MÁS CON EDITORIALES NI AUTORES/AS. ¿Por qué? No, no he tenido ninguna mala experiencia más allá de que algún libro no fuera lo que me esperaba o no me gustase tanto como yo creía que me iba a gustar. De hecho normalmente siempre me han tratado genial tanto las editoriales como los autores. El motivo por el cuál ya no voy a colaborar más con editoriales ni autores/as es porque ya no tengo esa necesidad. Me explico: Yo comencé a colaborar con ellos en una época de crisis literaria en la que no sabía qué leer, nada de lo que tenía en casa me llamaba excesivamente la atención y como ya tenía unos seguidores suficientes como para colaborar con editoriales y tal, pues encontré esa solución. Al principio funcionó, esa necesidad que tenía se vio satisfecha, además, ¿para qué engañarnos?, ¡me hacía (hace) muchísima ilusión recibir paquetes y abrirlos! Pero ha llegado un punto en el que ya he superado esa crisis lectora, ahora ya tengo un montonazo de libros por leer a los que les tengo muchas ganas, bien porque ahora sí que me llaman cositas que tenía por casa, porque he comprado libros de segunda mano o en oferta que me fascinan, porque me han tocado en sorteos, etc. El caso es que ayer ordené mis estanterías y, solo en papel, tengo por leer 47 libros de elección propia que me apetece leer, más aparte los digitales que serán unos 10 o así. Y si encima les agregamos los 6 libros de editoriales y autores con los que ya me he comprometido porque, evidentemente, los libros que ya tengo o que ya he apalabrado los voy a leer y reseñar porque si dí mi palabra de que los iba a leer y reseñar, lo voy a hacer, pues como que no termino con la lista de pendientes en 3 años. Además, no he leído tan rápido como pensaba que podría hacerlo, la universidad se me ha complicado bastante más de lo que he podido soportar y los compromisos familiares y personales también requerían de mi tiempo así que con la tontería tengo un libro de una editorial 4 meses sin reseñar. Y no hace falta que digáis lo que estáis pensando porque ya lo digo yo: Sí, se me cae la cara de vergüenza. Así que como no quiero que esta situación se repita porque no es justo para la editorial que me lo mandó ni es agradable para mí, por eso he tomado esta determinación. Así que ya véis el por qué de esta decisión y la voy a llevar a cabo porque sé que es lo mejor para mí como lectora y escritora y también es lo mejor para el blog, porque si leo más lo que me gusta seguramente iré más rápido, publicaré con más asiduidad y las reseñas serán más especiales y elaboradas porque cuando disfrutas con algo, se nota y espero que ese cambio para mejor también se vea relejado en el blog.

Después de este cacho párrafo, dos cositas más y acabo 😉 (Te doy las gracias si has conseguido leer hasta aquí y si sigues leyendo hasta el final habrá premio)

Otra cosita con la que estoy muy ilusionada es que por fin estoy siendo regular y continua con una red social y tiene que ver con la literatura. Y es que cada mañana en Instagram desde hace una semana publico todos los días (a excepción del 31 de mayo y el 1 de junio porque tenía exámenes) una imagen con una frase original mía escrita a mano. He de agradeceros a todos los que me seguís en Instagram y que les dáis a "me gusta", las guardáis, me comentáis, etc., porque de verdad que me dá la vida ver que lo que siento, lo que escribo y publico lo leéis, os lo guardáis, lo hacéis vuestro y ya sabéis que sois libres de compartirlo todo con el hashtag #UtopíaAnaCL en cualquier red social, de esa manera podré ver todo lo que compartáis al tiempo que reconocéis mi autoría y me ayudáis a crecer y mejorar.
Instagram: @utopia_ana

Y, por último, ¡ESTE VERANO SE AVECINAN CURVAS! Sí, ya tengo en mente una sección nueva en el blog que espero que os guste mucho, ya se están fraguando las dos primeras entradas que van a tener unas colaboraciones de 10 y con las cuales estoy ilusionadísima! No os puedo contar nada todavía pero sí que os puedo dar una pista de por dónde irán los tiros, y es que esta nueva sección ha surgido de la fusión de una sección ya existente en el blog desde hace varios años y de una que ha nacido este año. ¿Os atrevéis a hacer vuestras apuestas e hipótesis sobre de qué puede tratar la nueva sección y dejármelas en los comentarios?

Además, información extra (y no, este no es el premio por haber aguantado este tostón de entrada, hay otro premio un poco más abajo), os diré que ya están bien asentados los cimientos de la novela que se forjó en mi cabeza a mediados de marzo y que esta vez no la voy a escribir yo sola, ¡va a ser una novela colaborativa! Todavía no sé hasta qué punto, pero lo que sí sé es que esta vez no voy a estar sola y que como ya estoy mucho mejor de salud (para los que no lo sepáis, he tenido depresión estos tres últimos años), ahora creo que sí podré continuar lo que he empezado y no como hasta ahora que tengo mil ideas empezadas en el ordenador a la espera de que llegue el momento idóneo para continuarlas. Así que si estáis atentos a mis redes sociales, os enteraréis antes que nadie de todas las novedades y los avances de esta nueva aventura!

Ahora sí que sí, mil gracias por aguantarme hasta aquí y, como PREMIO, si me lo especificáis en los comentarios, os dedicaré una story en Instagram como las imágenes que estoy subiendo últimamente en mi cuenta con la frase que vosotras/os me digáis =) Por ejemplo: "Hola, soy tal del blog tal, mi Instagram es este y me gustaría que me dedicaras una frase (a elegir yo o si queréis una en concreto me la escribís tal cual queréis que la ponga) de El Principito" ¡Así de simple! Y si me comentáis qué opináis del resto de cosas que he dicho mejor jaja y, por supuesto, devolveré comentarios. Todavía no tengo tiempo para pasarme por todos los blogs que sigo porque aún no he acabado los exámenes, pero como los gordos ya me los he quitado de encima (otra cosa es que estén aprobados... pero hechos están) yo creo que para devolveros los que me escribáis sí que me dá la vida jaja

¡Y esto es todo por hoy, mis Utópicos!
Espero que os hayáis alegrado de tener noticias mías,
que estas hayan sido de vuestro agrado y, si todo va bien,
en un par de días tendréis nueva reseña :3

¡Un abrazo enorme y a terminar de disfrutar el fin de semana! 💚

Sígueme también en: