30 abr. 2018

RESEÑA | Capitán Grisam y el amor - Fairy Oak IV (Elisabetta Gnone)

Sí, mis Utópicos. No he aguantado ni seis meses sin volver a adentrarme en el pueblo de Roble Encantado. He sentido la necesidad de releer los cuatro libros complementarios a la trilogía original FAIRY OAK de la maravillosa Elisabetta Gnone. Este es el primero de esta nueva tanda de libros ambientados en este fantástico mundo y no quiero haceros esperar más, así que... ¡dentro reseña!



Tranquilos que no, no va a haber spoilers de ningún tipo, ni de la trilogía original ni de los libros de esta serie Cuatro misterios. Pero vamos por partes:

Lo primero, ¿cómo no?, contar una anécdota que me pasó cuando salieron estos libros. Resulta que yo, cuando acabé el tercer libro de Fairy Oak, El poder de la luz, escribí en una lista posibles argumentos o tramas para alguna continuación de Fairy Oak sobre temas que con la trilogía se quedaron medio abiertos y que yo quería saber cómo continuaban, tipo: personajes, el pueblo, x hada, x pareja, etc., etc. Así que ya os podéis imaginar mi cara de felicidad absoluta cuando vi que la autora había escuchado mis plegarias (por telequinesia, porque jamás se la envié) y había escrito cuatro libros más ambientados en este mundo y con mis personajes favoritos para calmar las ansias de esta ávida lectora. Y sí, efectivamente, todos los elementos de mi lista estaban incluidos en ellos.

¿Sabéis qué es lo mejor de todo? Que estos cuatro libros no son un rizar el rizo para que la editorial saque más pasta (que también, pero no es el caso). Sino que tienen un hilo conducto muy sólido y, como ya digo, eran necesarios para atar cabos de tramas secundarias de la trilogía original que, al terminar esta su trama central, pues aquellas con menos importancia se quedaron un poquito con el pompi al aire jaja

Imagen del Instagram de @lamaleluna
Pero empecemos por el principio: el hada niñera de las gemelas Periwinkle, Felí, ha vuelto a su hogar tras terminar su trabajo como tata de las niñas al cumplir estas 15 años. Vale, ya no eran tan niñas ;) Es allí, en el reencuentro con sus antiguas compañeras del Reino del Rocío de Plata, que estas le preguntan por Fairy Oak y Felí decide que durante cuatro veladas les contará cuatro secretos de Fairy Oak y, una vez terminadas esas cuatro historias, jamás volverá a hablar del pueblo de Roble Encantado y su estancia allí. Así pues, la primera noche habló del amor...

Cómo surgió el amor entre Dalia y Cícero, el amor al Capitán Talbooth, amor al mar, amor a la verdad, amor a la Banda del Capitán, amor entre ciertos personajes, amor a los animales, amor a las aventuras, amor a la vida, amor a los misterios y, sobre todo, amor a la amistad.

Este libro es un homenaje a todos esos pequeños detalles impregnados de ternura y por los cuales lucharíamos hasta el final por conservarlos. Esas pequeñas cosas que amamos y a las cuales no podríamos renunciar. En definitiva, todo aquello que amamos.

Eso sí, no podía faltar en este libro ese toque tan cómico que le aportan algunos personajes y, por supuesto, sus magníficas ilustraciones. De nuevo, encontramos ilustraciones en blanco y negro a lo lago de toda la novela además de sus indispensables dos secciones de imágenes a todo color que desprenden verdadera magia. Esta vez la temática elegidas para estas franjas de ilustraciones son dos: por un lado tenemos algunas imágenes correspondientes al libro de hechizos de las gemelas dedicado a Ritos, Magia y Hechizos de Amor. Más concretamente, nos cuenta algunos ritos amorosos que podemos encontrar en la naturaleza... Y, por otro lado, tenemos el diario de navegación de un pirata... ¡Una maravilla los dos!

Y poco más puedo decir que no haya dicho ya salvo que he disfrutado mil al releer este hermoso libro que formó parte de mi adolescencia y que ya estoy deseando leer los otros tres tomos. Aunque prometo saborearlos poco a poco...


Espero que os haya gustado esta reseña tan especial para mí.
¿Conocíais estos cuatro libros del mundo de Fairy Oak? ¿Los habéis leído?
¿Qué os han parecido? ¿Les tenéis ganas? ¡CONTADME!

La próxima entrada del blog será sobre mi experiencia en la Llibre Con València
y la Feria del Libro de Valencia a las que fui este sábado,
¡no os la perdáis!

¡Un abrazo enorme y feliz semana! 💚

25 abr. 2018

RESEÑA | El bestiario de Axlin - Guardianes de la Ciudadela #1 (Laura Gallego)

¡Hola, mis Utópicos! Hoy os traigo una bestialidad en todos los sentidos, pues se trata de la reseña de El bestiario de Axlin, el primer libro de la nueva trilogía de Laura Gallego, Guardianes de la Ciudadela. Pero lo que verdaderamente es una bestialidad no es lo mucho que me ha enganchado la historia, ni lo que he empatizado con los personajes... sino los 73 post-its con los que ha acabado el tomo jajaja en serio, creo que esta vez se me ha ido un poco de las manos, pero es que había tantas frases, tantos diálogos, tantas descripciones, tantas reflexiones dignas de recordar... que me ha sido imposible no señalar cada una de ellas. Pero bueno, vamos por partes: en primer lugar, dar las gracias a la editorial  Montena por cederme esta maravilla de historia y, ahora sí que sí... ¡dentro reseña!





Lo primero que debéis saber de este nuevo mundo de Laura Gallego es que es tan diferente como parecido al nuestro. Y es que hay unas zonas donde las personas se acuestan sin saber si volverán a ver un nuevo amanecer y hay otros lugares donde las personas viven sin ninguna preocupación. ¿Os suena esta diferencia social de algo?

El caso, es en las tierras del oeste (las del primer grupo que he mencionado) donde se encuentra el enclave donde vive Axlin, una pequeña aldea que día tras día tiene que luchar por defenderse de los monstruos. En esta sociedad los enclaves no cuentan con más de treinta habitantes cada uno, entre adultos y pequeños, y la esperanza de vida no supera los cincuenta años. 

Por esta razón, la gente se dedica sobre todo a intentar sobrevivir, con lo cual es normal que nadie se preocupe por aprender a leer y escribir porque eso poco puede ayudar en la lucha contra los monstruos. ¿O sí? Cuando Axlin es elegida para ser la escriba de su enclave se le abre todo un mundo de nuevas posibilidades, aprende a valorar la palabra escrita y se le mete en la cabeza la "estúpida e infructífera" (según su enclave) idea de querer recoger en un libro toda la información posible sobre los diferentes monstruos que existen en ese y otros lugares para que la gente pueda saber cómo defenderse de todos ellos cuando lo necesiten.

Pero Axlin no puede encontrar toda la información que necesita en su enclave, así que se embarca en un viaje largo y peligroso viaje, sobre todo teniendo en cuenta que Axlin se quedó coja de pequeña cuando la atacó un monstruo y no puede correr, pero eso no la detiene y sigue adelante en su empeño porque piensa que el bien que puede hacer su libro es mayor que los riesgos que pueda sufrir y está dispuesta a asumirlos.

Así, acompañamos a nuestra valiente protagonista en un viaje entrañable donde poco a poco irá conociendo a personajes memorables y nuevos monstruos e información sobre ellos, nuevos lugares y nuevas emociones que nunca antes había sentido. Entenderá por fin cómo es el mundo más allá de las fronteras de su enclave, descubrirá que no todo es como ella siempre había creído o como le habían enseñado. Empieza a cuestionarse cosas, a pensar por sí misma, a buscar respuestas a sus preguntas y... más o menos hacia la mitad del libro aparece otro personaje que llegará a cobrar casi tanto protagonismo como Axlin.

Este ha sido un giro argumental tremendo que al principio me ha descolocado un poco porque ha hecho que el ritmo tan frenético y activo que había mantenido la narración en todo momento decayera un poco, pero que al final me ha gustado mucho, porque era necesario. Algunas incógnitas se revelan, nuevas incógnitas se forman, más peligros acechan, nuevos personajes aparecen, nuevos lugares, nuevas responsabilidades, nuevas maneras de pensar y de vivir pero, sobre todo... nuevos sentimientos aflorarán ante un futuro incierto. ¡Futuro que yo quiero conocer YA! En serio, necesito el segundo tomo para no morir de la intriga y la ansiedad por ver qué pasa con esos personajes a los que he cogido tanto cariño ^^

Y esto es un tema aparte... LOS PERSONAJES. A ver, Laura, querida mía... ¡¿Me podrías explicar cómo haces para meterte tan de lleno en la mente de tus personajes y describirlos a todos tan bien?! Y no, no me refiero a un montón de adjetivos ni descripciones. Me refiero a que en este libro la autora ha creado una gran cantidad de personajes, todos muy diferentes entre sí, con motivaciones diferentes, ideas diferentes, creencias diferentes, modos de vida diferentes... y en todos los casos puedes llegar a entender y comprender por qué son así, por qué actúan como lo hacen, por qué piensan como lo hacen. De verdad, en este libro he empatizado con todos los personajes, hasta con los que me caen mal. Y eso es muy difícil, pero Laura lo ha logrado. Ha conseguido mover a sus personajes por el nuevo mundo que ha creado de manera magistral. No hablo de todos ellos porque no acabaríamos nunca, pero podría fangirlear mucho con cierto par de gemelos que son de lo más divertido que os podáis encontrar por los caminos ;)


Pero, evidentemente, no puedo no hablar ahora de los protagonistas indiscutibles de esta historia, sin los cuales no habría nada que contar: LOS MONSTRUOS. Laura ha creado un nuevo diccionario de monstruos, como dedoslargos, chupones, chillones, robahuesos... todos ellos con unas características físicas concretas y unas maneras específicas de matar a la gente, a cual más original. Debo felicitar a la autora porque a mí la verdad es que jamás se me habría ocurrido y mucho menos las maneras que las gentes de los enclaves aprenden para ahuyentarlos o luchar contra ellos. De verdad os lo digo, es una idea muy buena y muy bien llevada a término. Tan bien, que cuando empecé a leer el libro en los primeros capítulos sentí un poco de miedo y me acosté esa noche paranocia perdía jajaja

Y ya por último, yo no sé si es que me invento cosas o de verdad la autora era consciente de todo esto mientras escribía y era su objetivo, pero creo que este sería el libro ideal para analizar y debatir en clase de Filosofía. Eso o es que yo veo lecturas entre líneas donde no las hay. Pero de verdad que este libro hace reflexionar sobre un montón de temas: sobre la diferencias sociales (¿qué son?, ¿por qué existen?, ¿son necesarias?, ¿podrían o deberían evitarse?), hasta qué punto el fin justifica los medios, la libertad (su significado e importancia, hasta dónde se puede llegar para conseguirla, en qué circunstancias sería lícito renunciar a ella), el valor de las letras y los libros, el conformismo o nuestra "zona de confort", la vida, la muerte, el miedo... Yo creo que por eso ha terminado el libro con 73 o 74 post-its (vale, aquí la negada para las matemáticas que no sabe contar y cada vez le da una cosa jaja), porque cada dos por tres veía un diálogo, una frase, un fragmento o una página donde había mucho transfondo y mucho que apreciar, mucho que pensar y reflexionar.

Vale, he mentido. Sí me quedaba una cosa más por decir y es el único punto negativo que le he visto a la historia. ¡LE  FALTAN  ILUSTRACIONES! Es lo único que he echado de menos en este libro, ilustraciones. En mi humilde opinión, le hubieran dado un valor añadido a la historia, un poco más de juego y emoción porque creo que en este libro las ilustraciones podrían haber dado mucho de sí y aportar mucho a la historia, porque podrían haberse definido mejor los monstruos y hacer el terror más palpable, por ejemplo. Como ya digo, la pluma de Laura se basta por sí sola para hacer eso, pues ya digo que en ocasiones llegué a sentir yo ese pavor hacia los monstruos, pero las ilustraciones creo que le hubieran dado un plus de intensidad a la historia. Así que solo espero que pronto empiecen a haber fanarts de esta trilogía por todas partes para satisfacer mi caprichito de ávida lectora.


¡Y esto es todo por hoy, mis Utópicos!
Espero que hayáis disfrutado de esta reseña tanto como yo
al leer la que sin duda será una de mis mejores lecturas del año.
Ahora es vuestro turno: ¿conocíais el libro?, ¿lo habéis leído?
¿Qué os ha parecido? ¿Le tenéis ganas?
¡CONTADME!

¡Un abrazo enorme y feliz mitad de semana! 💚

23 abr. 2018

MOMENTO LECTOR | Mis libros favoritos del instituto

¡Hola, mis Utópicos!
Hoy os traigo la segunda parte de la entrada de la semana pasada. En esta ocasión os voy a hablar de esos libros que me mandaron leer obligatoriamente en el instituto (para ver mis libros favoritos del colegio pincha aquí) y que, por cosas de la vida, he releído tiempo después. Además, os recuerdo que  hoy es el Día del Libro y, por lo tanto, multitud de ferias del libro están ya aquí y estas puede que sean unas buenas opciones para regalar a los más jóvenes.


El secreto del caserón abandonado (Pilar López Bernués)

Este libro trata de Ana y de cómo unas vacaciones que suponía aburridas se convierten en una gran aventura gracias a los jóvenes de la aldea donde se aloja en los Pirineos. Con unos personajes de lo más variopintos, divertidos y adorables viviremos muchas aventuras para descubrir el secreto que se esconde tras el caserón abandonado. Sin duda, uno de los libros que más disfruté en el instituto, porque se leía en un suspiro, pues la letra creo recordar que era grandecita y de vez en cuando había alguna ilustración. Además, recuerdo que la autora fue a mi instituto a hablar del libro y yo le hice varias preguntas ("Ana, tú que no tienes vergüenza, haz muchas preguntas para que tardemos en volver a clase", recuerdo que me decían mis compañeros jajaja). Y sí, tengo el libro firmado y me lo estimo muchísimo ^^

Finis mundi (Laura Gallego)

Libro con el que estoy teniendo una fuerte lucha interna porque mi sentido común me dice que no lo relea porque tengo mil novelas fascinantes todavía por descubrir en mi estantería y en el Kindle, pero por otro lado mi corazón me incita a releerlo por cuarta vez.
¿Qué os puedo contar de este libro que no dijera ya en su reseña? Necesito volver a viajar con Michael, Mattius, Sirius y Lucía. Necesito volver a estar entre juglares. Necesito resolver misterios, asesinatos, luchar por mi vida y por la humanidad. Necesito volver a esa Europa medieval del siglo X.
Necesito crecer con Michael. Necesito abrir mi mente como con el paso del tiempo lo hace Mattius. Necesito la fortaleza y la determinación de Lucía. Y, por supuesto, ¡necesito a mi Sirius!
No hay más alegatos, señoría.

El príncipe de la niebla (Carlos Ruiz Zafón)

Carlos Ruiz Zafón declaró que La trilogía de la niebla son ejemplos de los libros que a él le hubiera gustado leer de joven. Desde aquí debo darle las gracias por haberlo hecho, por haberme dado uno de mis libros favoritos de adolescencia.
El príncipe de la niebla fue un libro con el que sentí nostalgia, miedo, amistad, amor, curiosidad, intriga y empaticé con absolutamente todos sus personajes.
Además, recuerdo que me flipó la ambientación y que la historia atrapaba como pocas. En seguida te dejabas inundar por esa aura de misterio, por ese verano, por esos personajes, por ese barco hundido...
Poco más puedo decir, salvo lo que ya dije en su día en su reseña.




Donde surgen las sombras (David Lozano)

Este es uno de los libros que peor me lo han hecho pasar en toda mi vida. Su premisa es a la vez tan realista como terrorífica. ¿Te imaginas que uno de tus mejores amigos pudiera estar en peligro de muerte? ¿Te imaginas que hubiera una asociación que secuestra a gente para torturarlos y matarlos de la peor forma posible en las cloacas de Zaragoza (España) mientras los graban por dinero?
Pues esta es la trama de este libro donde una pandilla de amigos deberá unirse y colaborar con la policía para resolver el misterio/crimen antes de que sea demasiado tarde.
Una trama de asesinatos, de actos macabros, de amistad, valor, confianza, miedo y adrenalina por todos lados es lo que nos encontramos ne este libro. La verdad es que me están dando ganas de releerlo otra vez, porque está muy bien escrito y, aunque sabéis que no es mi género predilecto, engancha mucho.

La casa de Bernarda Alba (Federico García Lorca)

Vale, sí, he vuelto a hacer trampa. Este libro no lo he releído todavía. Pero vi la obra de teatro. Eso es como si hubiera vivido la historia dos veces y cuenta como relectura, ¿no? ;)
Pues sí, por aquella época de instituto yo vivía encima de los escenarios y, ¿cómo no?, me gustaba mucho leer teatro. Y si eran obras españolas relativamente recientes de nuestra historia, mejor que mejor.
La verdad es que me fascinó la manera en la que Lorca retrata a tres generaciones de mujeres en la "España profunda" de principios del siglo XX. Las hijas, todas diferentes, pero todas jóvenes obligadas a llevar un luto demasiado pesado e injusto para ellas, a quienes se les prohíbe salir de casa. La madre, viuda por segunda vez, religiosa e intransigente. Y la abuela, la más loca de aquella casa y... a la vez, la más cuerda de todas. Una obra dramática, realista y con toques costumbristas en la que hay que saber leer entre líneas y donde el silencio tiene especial importancia.

¡Estos han sido mis libros favoritos del instituto!
También debo hacer una mención especial al retelling teatralizado ¡Te pillé, Caperucita! (Carles Cano) y a Luces de Bohemia de Ramón María del Valle-Inclán. Al primero le guardo especial cariño por ser el libro en el que se basó uno de los teatros que algunos padres de mi colegio realizaron con motivo de la semana cultural todos los años donde mi mami interpretó al Gato con Botas y al segundo por ser un libro del cual yo esperaba una historia aburrida y vi en él mucho potencial. Potencial que con mis catorce años no supe apreciar al cien por cien, pero que sé que cuando lo relea ahora ya más crecidita lo disfrutaré enormemente, porque no lo neguemos más, la vida es un esperpento y la literatura su mayor resquicio de cordura.

🐉🌹 ¡FELIZ DÍA DEL LIBRO! 🌹🐉

Y vosotros, ¿qué libros recordáis con más cariño del instituto?
¿Habéis releído alguno ya sin la presión de tener que examinaros o hacer un trabajo sobre él?
¿Vais a regalar o a autorregalaros algún libro por el día del libro?
¿Cuál(es)? ¡CONTADME!

¡Un abrazo enorme y feliz semana! ❤️

17 abr. 2018

MOMENTO LECTOR | Mis libros favoritos del colegio

¡Hola, mis Utópicos!
Hoy quiero compartir con vosotros un tema que me enerva, me fascina, me enamora y odio. Sí, todo a partes iguales. Y es que estoy hablando de ese polémico tema como es la lectura obligatoria en la etapa escolar.
Como estudiante de magisterio, blogger literaria y escritora creo que es un tema que más de lleno no me puede tocar. De hecho, me encantaría que mi futuro trabajo estuviera muy ligado a ello, a inculcar la lectura a los más peques/jóvenes pero sin obligarles. ¿Misión imposible? Yo creo que no. ¿Difícil? Sí. Pero siempre me han gustado los retos ;)
Por eso he estado pensado y, ¿qué mejor manera de entrar en materia que recordando los libros que me mandaron en la escuela más me gustaron y por qué?


Antes de nada, deciros que pensaba poner en una misma entrada los libros que más me gustaron del colegio e instituto, pero he pensado que se me iba a quedar un post demasiado largo, así que lo he partido en dos, aquí váis a encontrar mis libros favoritos del colegio, así que estad atentos a estos títulos para los más pequeños que tengáis por casa y en el próximo post os hablaré de los que más me gustaron del instituto, por si os ayudan estas dos entradas a encontrar algún buen libro que regalar a los más jóvenes de vuestro entorno por el día del libro ;) En cualquier caso, todos estos libros los he releído varias veces después de haberlos leído en el colegio cuando tocaba. Y ahora, sin más preámbulos... ¡EMPECEMOS!

Los tres libros que voy a citar a continuación, si no me equivoco, los leí cuando tendría unos siete años, en 2º de Educación Primaria. Si la memoria no me falla (que es probable que lo haga), leímos uno en cada trimestre, conforme iba aumentando nuestra capacidad y comprensión lectora, debido a que con cada libro la narrativa se complicaba un pelín más. Estos libros eran los siguientes:

Este libro eran tres cuentos o historias en uno. La primera era la historia de El pirata Pepe. La segunda era Ariel, el león presumido. Y, por último, El balcón de la bruja sin nombre. Si os soy sincera, recuerdo perfectamente cuáles eran las moralejas de los dos últimos, el compañerismo (y dejar de mirarnos el ombligo) y la generosidad, respectivamente. Pero de la primera historia ni idea, solo tengo en mente el final y no me parece que enseñe nada, pero entretenido era un rato porque era de aventuras y de piratas, temática que siempre me ha fascinado, así que nada que objetar jaja
Todos tenían ilustraciones y contaban historias amenas, donde había mucha acción y con ambientaciones muy diferentes, así como sus personajes, que eran muy dispares, pero creo que logré empatizar con todos. No sé, creo recordar que, sobre todo las dos últimas, eran historias entrañables y la primera me divirtió mucho. De hecho, estoy hablando de ellas y me están dando ganas de leerlas otra vez. Ya sé qué libro va a caer esta noche ;)


A continuación tenemos... ¡EL DOMADOR DE MONSTRUOS! Lo digo así, con mayúsculas y con signos de exclamación porque creo que es, junto con el primer libro de la saga Fairy Oak (Elisabetta Gnone) el libro más desgastado de toda mi estantería. Lo he leído, releído e intentado memorizar infinidad de veces. Y es que este libro es muy especial, el que más me gustó de toda Primaria. En él, encontramos a Sergio, un niño que tiene miedo de las sombras de la pared que proyectan monstruos horrorosos. ¿Y qué hace Sergio para librarse de los monstruos? Habla con ellos, siempre diciendo frases de la misma estructura:

Para quitarse el miedo,
decidió hablar con el monstruo.
[...]
"Como me sigas mirando así,
llamo a un monstruo más feo que tú para que te asuste.
Pero el monstruo de la pared no le hizo caso."
[...]
y llamó a un monstruo más horroroso,
más horrible y más horrendo.
Y anunció:
"¡Aquí viene un monstruo con un solo ojo!"
Cuando Sergio abrió los ojos,
el monstruo viejo de la pared se había ido
y ahí estaba ahora el nuevo,
con su solo ojo,
mirándole.

Y así sucesivamente, aumentando los atributos de los nuevos monstruos y en la última página está la ilustración del monstruo final con decenas de características de lo más pintorescas y graciosas. Total, que al final acaba Sergio muerto de risa con sus súper monstruo en su habitación habiendo superado por fin su mayor miedo. Por supuesto, cada nuevo monstruo tiene su ilustración y, por lo tanto, junto con su estructura repetitiva, hace que sea un libro muy divertido de contar y de memorizar. Es el libro con el que mejor me lo he pasado en todo el colegio. De verdad, lo recomiendo mucho.

Este es el libro que más letras tiene de los tres. Recuerdo que en aquella época a mí me parecía muy denso y ahora me lo leo en siete minutos, porque la letra es grandecita y, de nuevo, las ilustraciones nos acompañan todo el tiempo.
La historia trata de Antonieta, una gallina que vive en una granja y, cuando llega la hora de poner huevos, los pone sin cáscaras y directamente fritos. Al principio, al ser la única diferente del gallinero y estar a la sombra de una de las gallinas que pone huevos de dos yemas, decide ocultarlos con toda la vergüenza del mundo. Pero al final los granjeros se enteran y... en fin, os podéis imaginar lo que ocurre cuando ven que tienen huevos fritos perfectos gratis producidos directamente por una gallina.
Este libro me encantó porque yo siempre me he sentido como Atonieta, muy diferente y aislada, a la espera de poder descubrir todo mi potencial. Así que aunque en aquella época se me hiciera un pelín pesado leerlo (porque era vaga, para qué lo vamos a negar) siempre ha sido una historia con la que he empatizado tremendamente y de la cual adoro el final.


De este libro solo me quedé con el título y el buen sabor de boca que me dejó. Porque sí, este es un libro que releí el año pasado después de diez años más o menos sin saber nada de él desde que lo leyera con unos nueve o diez años en el colegio. Creo recordar que por aquella época el profesor nos dejaba elegir el libro que quisiéramos para leer de entre los libros de la biblioteca de aula. Yo elegí este y me gustó mucho. Pero olvidé por completo su trama, sus personajes... Hasta que al hacer la carrera de Magisterio me dio el puntazo por leer libros infantiles y, cómo no, este libro no podía faltar, pues quería averiguar qué había en este libro que me había gustado tanto hace años. Y, en fin, lo que me pareció lo podéis ver en su reseña.
Por último, encontramos este libro. La excepción. Este es el único que no he releído... todavía. Y es que os voy a contar la anécdota:
Yo leí este libro en sexto de Primaria, si no me equivoco. 11 años. Me costó leer, porque se me hizo muy denso. Seguía siendo vaga, ¿vale? Pero, en general, creo que me gustó. Y lo olvidé. Porque siempre he sido muy vaga para recordar cosas (así me va).

Pues sí, cuando fui a la Re-Read di con una edición diferente del mismo libro que leí cuando era pequeña. Claro, al ser la portada diferente yo no relacioné el título con el libro que había leído diez años atrás. Pero sí, este libro ya lo leí en el colegio y estoy deseando releerlo ahora, tiempo después, en otra etapa de mi vida, con otra portada, pero la misma historia. ¿Me gustará? ¿La recomendaré? ¿Sentiré lo mismo que entonces?

¡Lo descubriremos en el próximo episodio! 😉

Y  vosotros, ¿os acordáis de qué libros fueron los que más os gustaron del colegio?
¿Por qué? ¿Los habéis releído desde entonces?
¿Os lo habéis planteado alguna vez?
¡CONTADME!
¡Un abrazo enorme y feliz mitad de semana! 💙

13 abr. 2018

RESEÑA: Alcatraz contra los Bibliotecarios malvados #1 y #2 (Brandon Sanderson)

¡Hola, mis Utópicos!
Pues sí, pensaba que con todo lo que os dije sobre Brandon Sanderson y la saga Alcatraz contra los Bibliotecarios malvados en el post EMPEZANDO A LEER A... Brandon Sanderson me iba a quedar tranquila... Pero no. Me he terminado el libro que estaba leyendo entonces, el segundo de esta saga y... tengo que compartirlo con vosotros. Pero, evidentemente, no podía hacer la reseña del segundo libro sin haberos hablado un poquito del primero, así que hoy tenéis reseña doble. ¡Comenzamos!




En este primer libro de la famosa saga middle grade de Brandon Sanderson nos encontramos con Alcatraz Smedry, un huérfano que al cumplir los 13 años dejará de serlo y le encontrará sentido a su manía de romperlo todo sin querer (evitarlo). La razón de todo esto es que Alcatraz pertenece a una familia muy peculiar donde el suyo, el don de romperlo todo, es el menos raro de todos, pues los dones de esta familia van desde llegar siempre tarde (incluso a la muerte) hasta la de tropezarse (en momentos de peligro).

Pero, ¿por qué han llegado justo en este momento?

Pues veréis, las arenas de Rashid, las que fabrican unas lentes especiales muy poderosas y que han sido el regalo de cumpleaños de Alcatraz, han sido robadas y han de recuperarlas, como buenos oculantistas que son. ¿Quién las ha robado? Los Bibliotecarios. Pero no, no os penséis que son bibliotecarios normales, son los Bibliotecarios malvados, los que mantienen a las Tierras Silenciadas (lo que nosotros conocemos como Europa, Canadá, Estados Unidos...) bajo una ignorancia extrema, manteniéndonos al margen de la sociedad perteneciente a las Tierras Libres. Es decir, que el mundo tal como lo conocemos: la geografía, historia, literatura, etc., son una tapadera que nos han inculcado los Bibliotecarios para alejarnos de la verdadera realidad, realidad que solo las personas que viven en las Tierras Libres, donde el yugo de los Bibliotecarios no ha podido penetrar, conocen.

Y vosotros me preguntaréis, ¿qué narices es un oculantista?, ¿para qué necesitan las lentes? Pues los oculantistas son, ni más ni menos, las personas que pueden manejar con éxito las lentes. Hay lentes que sirven para todo: para rastrear, para lanzar rayos, para congelar... Y los Smedry de línea directa (padres e hijos), son oculantistas. Los demás miembros de la familia (primos, tíos, etc.) poseen los dones tan peculiares que les caracterizan, pero no son oculantistas.
Bastille en 'Alcatraz contra los Bibliotecarios malvados' (Brandon Sanderson)
Por otro lado tenemos a los Caballeros de Cristalia. Y es una mujer Caballero de la misma edad que Alcatraz, Bastille (qué guste le ha cogido Sanderson a poner a sus personajes nombres de cárceles, ¿eh?, pues dejadme que os diga que todo en esta saga tiene su razón de ser...), la encargada de proteger a la familia Smedry en su difícil misión: conseguir las arenas de Rashid en una biblioteca sin que los Bibliotecarios los descubran.

¿Lo conseguirán?

En realidad eso no es lo más importante del libro. El verdadero reto aquí es intentar no cagarte en Brandon Sanderson. Sí, sí, como lo leéis. El autor no os va a dar tregua. Cada vez que comience un capítulo va a dar su opinión, va a contradecirse, va a contradecirte, se va a meter contigo, se va a reír de ti... porque sí, porque puede. Porque te habla con la voz de Alcatraz Smedry, quien está escribiendo sus memorias tratando de convencerte de que no es el héroe que todo el mundo cree que es. Y vosotros, ¿qué creéis?





Pues sí. La aventura de Alcatraz por comprender quién es, aprender a controlar su don y salvar a las Tierras Silenciadas de la tiranía de los Bibliotecarios continúa. En esta segunda entrega de la saga aparecen nuevos familiares Smedry con nuevos dones extraños, como el de despertarte con una apariencia horrible (a voluntad) o el de perderse (en el lugar adecuado).

En esta ocasión la misión es rescatar al abuelo Smedry de la Biblioteca de Alejandría. Sí, sí, esa biblioteca tan antigua que estaba en Egipto... Pero no es la biblioteca a la que se hace referencia en la película Agora de Amenábar, no. Es el lugar donde se almacenan todos los escritos de todo el mundo, de todos los tiempos. Y, como lugar importantísimo que es, también es peligrosísimo. Allí, si coges un libro, aunque sea sin querer, los Conservadores se quedan con tu alma. ¿Lograrán nuestros protagonistas salir de allí con vida? ¿Rescatarán al abuelo Smedry? ¿Se desvelarán por fin ciertos misterios escondidos allí durante siglos?

De nuevo, esto no es lo más importante del libro. El verdadero reto es no cagarse en Brandon Sanderson. Jajaja a que eso no os lo esperábais, ¿eh? No, ahora en serio. En este nuevo libro parece que nuestro narrador le ha cogido todavía más gusto a eso de jugar con nosotros y darnos lecciones todavía más rocambolescas y, aunque no lo parezca, profundas.

Vale, ya os he explicado un poco de qué va cada libro. Pero todavía no os he dicho POR QUÉ DEBÉIS LEERLOS... Y os lo voy a contar a continuación.

En primer lugar, me parece que está escrito en un formato súper tradicional. Alcatraz (Brandon Sanderson) nos dice al principio que está a punto de ser sacrificado encima de una pila de libros por los Bibliotecarios malvados y que todo el mundo le tiene por un héroe, pero va a demostrarnos que no lo es, que es un mentiroso en toda regla. Así, en cada principio de capítulo nos habla, rompe la cuarta pared y se comunica con nosotros. Eso me parece un detalle precioso, aunque lo que diga me saque de quicio y hace que lo adore a partes iguales. Porque aunque aparentemente diga cosas sin sentido y parece que te quiera tomar el pelo, en realidad te está enseñando: cosas sobre narrativa, trucos de los escritores, metáforas sobre la vida, la amistad, la autoconfianza... Y muchas cosas más. Pero hay que saber leer entre líneas.



Sí, es un libro 'middle grade' recomendado para preadolescentes, pero yo creo que estos libros son como El Principito, que tienes que leerlos en diferentes etapas de tu vida para que los veas desde distintas perspectivas y descubras todo su potencial, sobre todo del segundo libro, donde nuestros personajes principales se abren mucho más y ahondamos en sus emociones, sus anhelos, sus miedos, sus fracasos, sus esperanzas, sus preocupaciones... en este libro me he podido sentir mucho más identificada y compenetrada con la historia. Una maravilla, de verdad, lo que me ha hecho sentir este libro.

Aunque no tiene algo que sí tenía el primero... ¡DINOSAURIOS! En serio, no necesitáis más motivos para leer estos libros. ¡HACEDLO YA! Hay dinosaurios. ¿Qué más queréis?

Ah, y tiene ilustraciones chachis.

Va. Ya os he dado suficientes motivos. ¡Todos a leer la saga de Alcatraz contra los Bibliotecarios malvados!


¡Y esto es todo por hoy, mis Utópicos!
Espero que os haya gustado esta reseña tan peculiar.
Y ahora es vuestro turno: ¿habéis leído los libros?
¿Qué os parecen? ¿Les tenéis ganas?
¡CONTADME!

Un abrazo enorme y feliz fin de semana ❤️

10 abr. 2018

CITANDO A... Mónica Gutiérrez

¡Hola, mis Utópicos! Hoy estrenamos también nueva sección de esta nueva etapa del blog. En CITANDO A... os mostraré una selección de frases de algún autor o autora que me guste y alguna explicación de por qué he subrayado esa frase o fragmento en el libro. Sobra decir que en ningún momento va a haber spoiler y que los autores/as (y libros) que cite están más que recomendados.


En este caso, todas van a ser de la novela El noviembre de Kate de Mónica Gutiérrez. Tenéis mi opinión sobre este libro en su reseña de Goodreads (pincha para acceder). He de mencionar también que el libro estaba en mi lista de pendientes esperando un empujoncito para leerlo y esa llamada vino de parte de Etérea Sanguez y su proyecto Abecedario conjunto. Como lectura conjunta de marzo salió elegido El noviembre de Kate y no me lo pensé dos veces. Ha sido un placer leer esta novela tan bien acompañada y es un placer para mí traeros una selección de las frases de esta novela que más me han gustado. Eso sí, no son las únicas por dos motivos: el primero, no podría traeros fragmentos que, por no estar contextualizados, no se entendiera su sentido o significado; y, segundo, aunque la novela no cumpliera con todas mis expectativas, la pluma de la autora sí lo ha hecho y una prueba de ello son las decenas de frases y fragmentos que tengo subrayados. Así que ya no me enrollo más... ¡dentro citas!

Entonces entró Kate y se me olvidó respirar.
No soy muy de frases ñoñas, pero sí de frases cortas y de sentimientos. Este en concreto lo conozco perfectamente. Solía ocurrirme cuando tenía unos catorce años y entraba por la puerta el chico que me gustaba. Ahora lo siento cada vez que voy al teatro y empieza a abrirse el telón y veo a mis artistas favoritos a solo un metro de mí. También cuando empiezo a leer un libro de Neil Gaiman...

—¿Finalmente has ido a Radio Marcianos?
—Longfellow Radio —lecorregí con un enérgico movimiento de mi dedo índice.
—¿Y cómo son?
—Marcianos.
—Lo sabía.
Soy fan total de este diálogo. Me encantan estos toques de humor que, de nuevo, no me son desconocidos. Pues no sé por qué me ha parecido una de tantas conversaciones chorra que tengo con una de mis mejores amigas de vez en cuando y me inspiró mucha ternura.

Había bajado el volumen de la vida al mínimo hasta conseguir que nada me molestase lo suficiente como para seguir anestesiada.
Este pasaje en concreto me recuerda a unos versos que escribí el año pasado para Instagram (click para ir a la foto). Decían así... La música alta / y el corazón al mínimo / para que los sentimientos / no interrumpan el concierto. Porque a veces todo nos supera y para superar nosotras ese bache hemos de darle al botón de pausa para recargar las pilas.

«El circo llega sin avisar y te han incluido en su programa». No me importaba ser otra rara más, me parecía mucho más consolador que seguir siendo invisible.
Vale, aquí, a parte de sentirme muy identificada porque por mis gustos y aficiones siempre he sido "la rara", me recordó un montón al libro Olga de papel de Elisabetta Gnone (pincha para ir a la reseña), donde la protagonista, una niña de papel (un ser diferente) se topa con un circo lleno de personas diferentes, como ella, donde por fin ya no se siente una extraña. Me trajo muy buenos recuerdos de ese libro.

Olía a jabón de lavanda y a librería encantada.
¿Cómo debe ser oler a librería? ¿Y a librería encantada? Sea como sea... adoro esta descripción. Ojalá alguien piense que yo también huelo a librería encantada.

—No está en nuestras manos retener a las personas que amamos. Es..., eh..., imposible —me dijo con una sonrisa llena de cariño—. Pero sí que podemos elegir arriesgarnos a quererlas. Aunque se vayan.
¡Arriesguémonos!

—¿Violetas en noviembre?
—Gianni Rodari tiene un cuento breve sobre una violeta en el polo Norte.
—¿Es un cuento sobre jardinería imposible? —bromeé.
—Es un cuento sobre apreciar las cosas buenas, pero también sobre que todo ocurre cuando tiene que ocurrir. Ni antes ni después.
Adoro los cuentos. Los cuentos son grandes maestros. A mí me han dado ganas de conocer esa historia... y la próxima historia que quiero leer de Mónica Gutiérrez es...


¡Y esto es todo por hoy, mis Utópicos!
¿Os han gustado estas citas? ¿Por qué? ¿Habéis leído el libro? ¿Y a su autora?
¿Qué os parece la nueva sección? ¿Algún libro o autor en concreto
que queráis que aparezca en "Citando a..." próximamente?
¡CONTADME!

Un abrazo y no os olvidéis de ser muy muy felices
y comer muchas galletitas 💜

4 abr. 2018

MOMENTO LECTOR | Mis libros favoritos empiezan así...

¡Hola, mis Utópicos!
Hoy empieza una nueva etapa en el blog, en la que las reseñas se van a reducir bastante (tranquilos, todos los libros que lea van a tener su reseña en Goodreads y unos cuantos afortunados la tendrán también en el blog) y voy a hablar más sobre literatura en general enfocada de diversas maneras que a mí me tienen muy entusiasmada. Hacía tiempo que el contenido del blog no me convencía al cien por cien y ya por fin he organizado mis ideas, que poco a poco podréis ir viendo.


La primera de las novedades va a ser esta sección: MOMENTO LECTOR. Aquí os voy a contar mis inquietudes, experiencias, listas de libros, cosas que me han gustado de lo que he leído, cosas que no... en fin, que aquí voy a compartir con vosotros mis delirios lectores. Y, como podéis leer en el título, en esta primera entrega de Momento lector os voy a mostrar cómo comienzan mis libros favoritos y por qué esas líneas consiguieron engancharme.

Pero antes de ponernos manos a la obra, he de confesar una cosa: la idea de esta entrada no hubiera sido posible sin la clase número ocho, Cómo empezar una novela del curso de escritura de Javier Ruescas, Escribe y publica tu novela. Porque sí, debería estar buscando artículos científicos para el TFG, pero a mí me interesa más formarme como escritora. Porque sí. Otra de esas incongruencias existenciales que tengo yo.

Pues bien, algún día os hablaré bien de este curso que acabo de terminar, pero el caso es que a la vez que Ruescas explica teoría, también nos manda ejercicios y el de esta clase fue analizar los principios de nuestros libros favoritos para que reflexionáramos y viéramos por qué, qué tienen esos comienzos de libros que consiguieron mantenernos pegados página tras página a esa historia. Pues bien, hoy os voy a poner cinco ejemplos de principios de novelas que me fascinan. Espero que ningún autor, autora ni editorial se mosquee por esto, pero es que me ha parecido tan bonito y emocionante y... por supuesto, sobra decir que estos libros vienen más que recomendadísimos porque, casualmente, todos ellos los he releído, algunos... varias veces. Así que podéis anotarlos directamente a vuestra lista de deseos, no os arrepentiréis (si os gusta la fantasía y el realismo mágico, claro jaja).

Y ahora sí que sí... ¡al lío!

1. El mejor lugar del mundo es aquí mismo (Francesc Miralles & Care Santos)
Los domingos por la tarde son un mal momento para tomar decisiones, sobre todo cuando enero cubre la ciudad con un manto gris que ahoga los sueños. Los domingos por la tarde son un mal momento para tomar decisiones, sobre todo cuando enero cubre la ciudad con un manto gris que ahoga los sueños.
En primer lugar, este comienzo me fascina porque te habla que conoces y has experimentado, el final de una larga semana de invierno. Todos sabemos cómo es ese momento. Y ese final... ahogar los sueños. Me parece tan poético como triste y real. Sin duda, quiero saber qué decisión toma la protagonista ese domingo gris de enero porque, de alguna manera, ya he empatizado con ella.




2. Finis Mundi (Laura Gallego)
Libro I: Eje del presente. Año 997 D.C. Mundus senescit.
Paramos aquí. Este es el comienzo del primer capítulo. Es como el título del capítulo. Ni siquiera es el primer párrafo de la historia. Pero ya me ha llamado la atención. En primer lugar, por tener palabras en latín. Me chiflan. Me intrigan. Me llaman. En segundo lugar, esa fecha. Adoro las historias que me transportan a otras épocas, sobre todo a la Edad Media. Solo por eso, ya quiero seguir leyendo. Y, por último, "Libro I". Si casi no me gustan los libros... ¿por qué me iba a llamar la atención eso? ¿Y Eje del presente? No me importa para nada lo que es ni para qué sirve. (Nótese la ironía en mis palabras). Pero, prosigamos...
A coro con los salvajes gritos de los atacantes, las llamas que envolvían la abadía crepitaban ferozmente y se alzaban hacia un cielo sin luna, iluminando el bosque cercano. El techo del establo se derrumbó con estrépito, al igual que la bóveda de la iglesia recién saqueada. Las oscuras sombras que rodeaban el monasterio aullaron de nuevo y, unas a pie y otras a caballo, se alejaron hacia el pueblo que dormía aguardando la llegada del alba.
Veamos... ¿qué tenemos aquí? Una abadía saqueada. ¿Quién y por qué lo ha hecho? ¿Ha habido supervivientes? ¡Necesito saberlo! Por no hablar de la prosa, sencilla pero muy bonita. Me encanta. ¡Necesito más de este libro!


3. El libro del cementerio (Neil Gaiman)
1. De cómo Nadie llegó al cementerio 
El puñal tenía el mango de brillante hueso negro, y la hoja más fina y afilada que una cuchilla. Podría cortarte sin que te dieras cuenta, no de inmediato. El puñal casi había terminado su trabajo en aquella casa, y el mango y la hoja estaban empapados.
Emm... ¿Hola? Vamos por partes: ¿Quién es y por qué se llama Nadie? No es un nombre muy común, la verdad. ¿Por qué tiene que ir al cementerio? ¿Quién es el asesino? ¿A quién le queda por matar en aquella casa? ¿Y por qué los ha matado? ¡Necesito seguir leyendo para descubrirlo! Por no hablar de cómo el autor ha descrito el puñal. Sublime.




4. Stardust (Neil Gaiman)

Capítulo 1. Donde sabemos del pueblo de Muro y del curioso acontecimiento que allí tiene lugar cada nueve años. 
De nuevo, me chifla que en los comienzos de capítulos te digan lo que va a pasar de modo que te entre la curiosidad por descubrir ese curioso acontecimiento que tiene lugar cada nueve años. ¿Qué será? ¿Por qué cada nueve años? Por cierto, ¿qué pueblo se llama Muro? ¿Por qué ese nombre? ¿Quién vive en ese pueblo?
Había una vez un joven que deseaba conquistar el Deseo de su Corazón.  Aunque este principio no sea, en lo que a comienzos se refiere, demasiado innovador —pues todo el relato sobre todo joven que existió o existirá podría empezar de manera similar —, sí que hallaremos en este joven y en lo que le aconteció muchas cosas inusuales, aunque ni siquiera él llegó a saberlas todas.
Vale, la primera frase es un poco ñoña, pero... antes de que venga el vómito de arco iris y unicornios, el autor te da una razón contundente para empezar así la historia y encima te deja con más ganas de saber qué sucede con ese personaje y, ¿por qué no admitirlo?, eso de conocer más de la historia que el propio protagonita la verdad es que es bastante tentador. Así que... seguiremos leyendo ;)


Por último, no puedo dejar de poneros el comienzo del primer capítulo del libro por antonomasia por  el cual me aficioné a la lectura cuando era preadolescente: 5. FAIRY OAK. El secreto de las gemelas (Elisabetta Gnone).
 
Llegada a Fairy Oak 

Cuando llegué a Fairy Oak, las niñas estaban a punto de nacer. Había hecho un largo viaje y atravesado muchos reinos mágicos hasta el pueblo del Roble Encantado. Mis alas temblaban de cansancio, pero la emoción me impedía detenerlas. Es natural, ¡se trataba de mi primer trabajo!
De nuevo, me encanta que los capítulos tengan título. Además, si esto fuera el libro, veríais también que debajo hay dibujada una rosa en blanco y negro preciosa. Solo ese pequeño detalle ya hace que sea una lectura agradable y bonita. Pero... ¿quién ha llegado a Fairy Oak? ¿Un ser mágico? ¿Quién va a nacer? ¿Qué trabajo debe desempeñar el o la narradora? Y, de nuevo, curioso nombre para un pueblo. ¿De verdad hay un roble encantado en Fairy Oak? ¡Descubrámoslo!

Y hasta aquí la recopilación de los comienzos de cinco de mis libros favoritos y es que si estos libros me llegaron al a patata, lo hicieron con creces desde el principio hasta el final.

Espero que os haya gustado mucho esta entrada. Y ahora es vuestro turno:
¿Qué os han parecido estos fragmentos? ¿También os entran ganas de continuar leyendo?
¿Os habíais planteado alguna vez qué tienen los comienzos de los libros para que os enganchen?
¿Qué elementos pensáis que no pueden faltar al comienzo de una historia?
¡CONTADME!

¡Un abrazo grande y hasta el próximo post...
sed muy felices y comed muchas galletitas! ❤️